Discursos en Juego de Tronos

Discursos en Juego de Tronos

Juego de Tronos llega a su fin. Un fenómeno que se estudiará en cualquier Facultad de Comunicación en unos años, si todavía no lo están haciendo.

La riqueza de esta historia es infinita: es apta para los adictos a la acción y la guerra, para los que aman las historias de amor, para los que suspiran por tramas políticas, para los que admiran la fotografía…

Y, sobre todo, para los que aman la retórica. El universo creado por George R R Martin está lleno de juegos de palabras, de discursos cautivadores, de lenguaje sofisticado, de giros insospechados.

Para celebrar el fin de Juego de Tronos hemos seleccionado una serie de discursos que, además de disfrutarlos, nos van a servir un poco para aprender oratoria:

 

El uso de los silencios

Después de la reconquista de Invernalia con las diezmadas tropas norteñas y los salvajes, apoyados por los Tully en el momento que agonizaban, el consejo del Norte cambia el rumbo de la serie.

Muy pocas casas apoyaron a Jon Snow y Sansa Stark para volver al orden impuesto, legítimo. Pero si lo hizo la casa Mormont, y esta intervención de su señora Lyanna, reprochando a las casas que no acudieran a la leva y recordando qué era el Norte, sobresale por el uso de los silencios.

Con ellos, genera una sensación de dominio del contexto, contundencia en su mensaje y maneja el tempo del mismo: el oyente puede percibir claramente qué información es la importante. Así mismo, nos trasmite una sensación de sentencia firme.

Sin duda, si los guionistas querían una escena contundente, los silencios de Bella Ramsey, la actriz que encarna a Lyanna Mormont, lo han conseguido.

 

 

Preguntas retóricas

A esta escena la tengo especial cariño porque fue rodada en las Bardenas Reales de Navarra. Y porque las preguntas retóricas es mi recurso favorito. Son capaces de sintetizar la información, de estructurar el discurso de forma paralela, de jugar con la musicalidad y, sobre todo, apelan directamente al oyente, el mensaje llega de forma directa.

Las preguntas retóricas no necesitan respuesta, ya que esta está implícita en la propia interrogación. Por lo tanto, deberíamos utilizarlas cuando queremos convencer a aquellos que nos escuchan transmitiendo dominio total de la situación.

Justo lo que necesita Daenerys para terminar de convencer a sus jinetes de sangre. Los dothraki nunca se subirían a los grandes caballos de madera (los barcos), pero su khaleesi renació del fuego junto a tres dragones, el mayor símbolo de poder.

Es decir, el contexto perfecto para utilizar preguntas retóricas y enaltecer a las masas.

 

El final del discurso es el mensaje

Cuando medio mundo esperaba el inicio de la 7ª temporada de Juego de Tronos, muy pocos se podían imaginar que en la primera escena fuera Walden Frey el protagonista. Y conforme avanzó su discurso muchos no nos percatamos que había sido asesinado la temporada anterior por Arya Stark.

Efectivamente, la asesina sin rostro era la que verdaderamente dirigía unas palabras «a los Frey que importan una mierda», mientras envenenaba en el brindis a todos los asistentes al banquete, en el mismo salón donde años atrás acribillaban a su familia.

Utilizando el rostro de David John Bradley, actor del señor Frey, que merece una consideración por actuar de forma tan idéntica a la gestualidad de Arya, la pequeña de los Stark nos cuenta una historia que acaba con un final sorprendente.

Y es que, efectivamente, los mensajes que llegan con impacto son los que se dicen como cierre del discurso. Es decir, si tienes claro qué información quieres que llegue a tu público, esa frase tiene que ser tu final contundente.

Tiene una explicación: los humanos recibimos la información, y la entendemos de forma lineal, cronológica. Por lo tanto, si eres capaz de entrelazar ciertas ideas con lógica, solamente tienes que poner el broche de oro.

Os lanzo la siguiente pregunta: ¿Qué quería trasmitirte a ti, como espectador, Arya?

 

Pablo López Reclusa

Socio Usa la Palabra

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.