Despedida de Albert Rivera | Análisis del discurso

Despedida de Albert Rivera | Análisis del discurso

¡Viva la libertad! Estas fueron las últimas palabras del hasta ahora líder del partido político Ciudadanos. Podemos decir que la duración de sus palabras ha sido la justa y necesaria para dejar tres mensajes claros apoyados en 3 pilares: la coherencia, la valentía y la responsabilidad.

Para fijar estos últimos, nos gustaría pararnos en la verdad absoluta que reflejan las palabras que hace unas horas entregó a sus seguidores del partido, “ la vida es mucho más que la política; yo quiero ser feliz”.

Dos decisiones políticas y una personal que, durante la construcción de su último mensaje desde la sede situada en la Calle Alcalá, supo desgranar para concebir este duro golpe al partido naranja.

 

1º decisión

“Dimito como presidente de Ciudadanos”, tomando una decisión desde la posición de un líder, ya que la victoria es de todos pero los malos resultados son responsabilidad del líder. Valiente y coherente fueron los apelativos de Albert ante sus allegados esta misma mañana, a la que añadiría elocuente por mostrar no ser un político al uso.

2º decisión

“No soy diputado por una nómina”, con coherencia valga la redundancia, orgullo, honor y responsabilidad deja el testigo a otro diputado que pueda dar el 120%. Nos ofrece un consejo a los políticos que siguen en el “ruedo” y cita a un referente para justificar sus palabras, de la mano de Barak Obama:“si para ganar tienes que dividir a la gente, vas a tener un país ingobernable”. Ahora nos enfrentamos a un nuevo escenario político, en el que esperamos que el talante y la comunicación hagan acto de presencia.

3º decisión

“Dejo la vida pública”, todas sus decisiones fueron fruto de su progreso gracias a los que le rodearon en su proceso formativo, padres, profesores y entrenadores. Ahora toca el momento de vivir y ser feliz, dedicándose a la vida civil y sirviendo a sus padres, hija, pareja, amigos y equipo. 

Se puede decir que este discurso engloba los matices que cualquier español en los años de democracia que llevamos siempre ha esperado, la honradez. Se puede juzgar al señor Rivera por sus decisiones, sus aciertos y errores, pero no se puede negar que tras sus palabras de esta mañana, deja muy claro que la política, los sensacionalismos y el afán competitivo que el periodo electoral nos ofrece, está compuesta por personas y no por productos publicitarios.

 

Mucha suerte a todos aquellos políticos que enfrentáis un duro reto a partir de hoy y, ante todo, gracias al que próximamente será pasado del partido naranja, por su responsabilidad, coherencia y honradez.

Fins una altra Albert.

Por Manuel Morey Vives

porong

One thought on “Despedida de Albert Rivera | Análisis del discurso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.